¿Qué es el Bosón de Higgs?

Una nueva, increíble y reciente noticia entre la organización europea de la investigación nuclear o CERN ha sido el descubrimiento de la “partícula de Dios”. Realmente estamos hablando del Bosón de Higgs, una partícula que ha puesto en duda el Modelo Estándar de la materia.

Para este hallazgo, han sido necesarios miles de experimentos para conseguir miles de resultados diferentes sobre colisiones de partículas. Este experimento, se ha estado haciendo desde 2008, pero se pospuso al martes 30 de Marzo del 2010, el cual recientemente se ha confirmado y existe un 99,7% de probabilidades de que sea cierto el hallazgo de la partícula capaz de dar masa a los átomos. Lo que leéis, el Bosón de Higgs es la partícula causante de que los átomos y la materia puedan adquirir una masa mediante la interectuación de un átomo con el Bosón de Higgs.

El experimento fue llevado a cabo por Peter Higgs, el cual fue capaz de predecir la existencia de esta partícula en 1964, pero no pudo ser investigada hasta ahora. Él, a pesar de ser un fiel seguidor del Modelo Estándar, fue quien dijo que debía de existir algo que diese consistencia a las demás partículas otorgándoles una masa. El Modelo Estándar, básicamente se basa en la división de las fuerzas fundamentales y de la gravedad, que se tuvieron que dividir una vez el Big Bang ocurrió dando lugar al resto de fuerzas.

Así que de acuerdo a esta teoría, se cree que el Bosón de Higgs es una partícula fundamental en la materia que tiene una masa comparable con la del protón, pero que es 200 veces mayor. Tiene además, una carga influenciada por el campo de Higgs, que es el área por donde la materia al interectuar consigue la masa. Una vez se adquiere la masa, pasan a ser protones, neutrones y otras partículas elementales. Por ahora no se puede hacer uso del Bosón de Higgs en ningún campo, puesto que necesita unas cargas de energía muy superiores a las que se pueden usar en los laboratorios y en los aceleradores de partículas.

La mayoría de los grandes aceleradores de hadrones apuntan a los radios de los protones. Cuando el acelerador lanza una partícula, esta se acerca a la velocidad de la luz (sin llegar a ella) y a su misma vez se comprueban los resultados de la colisión, para intentar recrear las condiciones del Big Bang en un nivel en miniatura. La experiencia no representa las condiciones del acontecimiento, tan solo recrea de 10 a 35 minutos los primeros segundos después del Big Bang , lo que probablemente formó el Bosón de Higgs.