El Peso Chileno

El peso es la moneda en curso legal de Chile establecido desde 1817, fusionado con la independencia de esa nación. El sistema decimal implantado en 1851 establecía que estaba constituido por 100 centavos. Continuó como moneda hasta el 31 de diciembre de 1959 al ser reemplazado por el escudo. Para luego mediante un decreto ley, fuera en 1975 retomado como unidad monetaria a partir del 29 de septiembre, con una tasa de conversión de mil escudos por cada peso. Por su parte subdivisión en centavos estuvo vigente hasta el 1 de enero de 1984, cuando la contabilidad comienza a llevarse directamente en pesos sin centavos.

A lo largo de su historia ha sido fabricado por la Casa de Monedas de Chile desde 1743; mientras que su regulación está a cargo del Banco central de Chile desde 1925, quien es el ente encargado de la emisión de monedas y billetes.

En sus inicios

En su primera etapa (1817-1960) y a pesar de que la adopción del peso reemplazo al real colonial, se siguió empleando el sistema español de moneda que establecía que 8 reales equivalían a 1 peso y 2 pesos a 1 escudo, costumbre que persistió hasta 1851, al adoptarse el sistema decimal donde 1 peso equivalía a 10 décimos o 100 centavos. Para 1925 toma el control de la circulación del dinero el Banco Central de Chile, y en 1955, conllevado por la inflación se eliminan los centavos.

Entre 1960 y 1975 y como parte de una política de saneamiento de la economía nacional y control inflacionario llevada a cabo por el gobierno de Jorge Alessandri, el escudo reemplaza al peso con una tasa de conversión de 1 escudo por 1000 pesos.

La segunda y última etapa transcurre desde 1975 hasta el presente. Cuando regresa el peso gracias a una de las reformas económicas del régimen de Pinochet, de manera que el 29 de septiembre de ese año se estableció una modificación de 1000 escudos por 1 peso; siendo las monedas de 1, 5, 10, 50 centavos, y 1 peso las primeras en ser emitidas; para luego incorporase los valores de 5 y 10 pesos. Las crecientes devaluaciones repercutieron en que estas monedas – salvo la de 1 peso – tuvieran una emisión limitada.

Durante el periodo de 1979-1982, la tasa de cambio con respecto al dólar se mantuvo fija en 39 pesos por cada 1 dólar; no obstante la presión inflacionaria condujo a que la economía se desplomara y en 1982 empieza a paso lento la devaluación de la moneda nacional, alcanzando en 1984 100 pesos por dólar. En la actualidad el cambio de peso chileno a dólar estadounidense es de 654,54 pesos por cada dólar.

Para la década de los 90, la inflación se lleva tanto las monedas de centavos como los billetes de 5, 10, 50 y 100 pesos, los cuales pasan a ser monedas, surgiendo además el billete de 2000 y el de 20 000, adicional a la moneda de 500 pesos, que borró el billete de homóloga denominación. Las modificaciones posteriores han servido para la introducción de símbolos para que puedan ser conocidos por personas con problemas visuales; incorporándose también los billetes de polímero para reemplazar al papel en billetes de 1000, 2000 y 5000. En la actualidad, se mantienen como moneda de curso legal todas las acuñadas desde 1975 con validez en todo el país.